Concejalía de Turismo

fondo flash

Facebook
Inicio separador Fiestas separador Semana Santa

Semana Santa

Totana revive los acontecimientos de la Semana Santa como en multitud de lugares de España, pero con la particularidad de ser uno de los acontecimientos que goza de mayor calado y significación en el calendario popular de celebraciones de la ciudad. Se realiza un despliegue de valores antropológicos en cuanto a la forma de pensar y comunicarse. Una mezcla entre lo pagano y religioso que es difícil describir, que solo es comprendido si es vivido y resulta tan atractivo para quién se acerca a conocerlo.

Impera la acogida, la amistad y el encuentro. Son muchos los amigos, familiares y turistas que aprovechan estas fechas para llegar a Totana y encontrarse con multitud de recuerdos y vivencias, como también son muchos los que acuden a la llamada de este tiempo especialmente hermoso que se vive en nuestra ciudad.

Todo gira entorno a la túnica negra, que uniformiza a toda una población en los días de Jueves Santo y Viernes Santo, signo de identidad de todo un pueblo que nos acompaña desde el siglo XVII siendo esta la vestimenta que los regidores se ponían para participar en los actos de duelo. Los antiguos nazarenos acudían a su Hermandad, se tapaban la cara, encendían el cirio y se soltaban la cola que ciñe la cintura y la arrastraban durante todo el camino.

Miles de nazarenos recorren las calles durante esos días, participando en los actos procesionales y como se viene haciendo desde siempre salen de las filas para ir a casa de amigos y familiares que preparan exquisitas viandas propias de estas fechas como la pipirrana, paparajotes, empanadillas o ir a locales  para tomar un tentempié y volver a la fila, es decir a la procesión. Esta tradición viene del hecho de reponer los cabos de las velas que iluminaban los tronos ya que al tener que ir dentro de las tulipas, tenían que ser cortos y no duraban toda la carrera, hacían tres paradas una en la glorieta del convento, en la calle del Pilar y en el Rámblar. Aprovechaban entonces los nazarenos para ir a almorzar o a cenar a las casa de los comisarios.

El Viernes Santo, bien en familia o en grupos de amigos, se reúnen y degustan el tradicional arroz viudo; descansan durante unas horas y toman de nuevo la calle en la tarde y larga noche del Viernes , participando y viendo como se recoge la procesión, donde todos los pasos esperan ordenadamente en la plaza a que llegue la Dolorosa y bajo los acordes de “la orquesta” se introduzca en la Iglesia, siendo este el momento cumbre de la Semana Santa totanera pues la escenografía y atmósfera general creada es irrepetible.

Instantes después los nazarenos se concentran para asistir al rito de despedida de su Semana Santa, abarrotan la calle Puente donde honran a los tronos y bandas que se dirigen hacia sus sedes bajo un atronador sonido de tambores y suave balanceo de las imágenes.



volver - backsubir - top

Calidad Turística Certificación de Calidad Totana Origen Ayuntamiento de Totana Logos

© 2017  Concejalía de Turismo · Plaza de la Balsa Vieja  s/n - 30850 Totana (Murcia)
Telf: 968 41 81 53 · turismo@totana.es
Diseño y programación: Avatar Internet S.L.L.